Blogia
quienes somos

Pensamiento y enfermedad degenerativa.

Estamos acercándonos al punto crítico, al centro del huracán, al punto cero.

 

La ansiedad y los desequilibrios del sistema nervioso están destrozando nuestra comunidad y nuestro mundo. En el primer mundo el mayor problema es el miedo. Estamos aislados en carceles emocionales sin barreras físicas visibles por nuestro ojos pero creadas por nuestros miedos. No vueles, no vayas a Marruecos, no vayas a India, no vayas al pais vasco, etc…

 

Miedo al contacto con maneras diferentes de sentir y ver las cosas. Mientras no nos nutramos y aceptemos esa diversidad será difícil efectuar el cambio de conciencia.

 

Nos encontramos recluidos en cajas de cemento, alejados de la tierra. La clase alta en las alturas, los lujosos áticos. Cuanto más alto vives, mas alejado de la tierra, más lejos de la realidad.

 

De nuestra mente sabemos muy pocas cosas, algunas más del cerebro como órgano, pero muy poco de nuestra mente. Lo que si parece claro es que nuestra mente no se limita a nuestro cerebro ni a nuestro cuerpo físico, y parece estar conectada de alguna manera con el resto de las mentes. Por lo tanto lo que pienso es importante para mi y para los demás.

 

Mi pensamiento condiciona lo que me ocurre día a día. Si pienso en positivo atraigo hechos que afirman mi pensamiento positivo, mi visión del vaso medio vacío. Si mi pensamiento es de duda, de miedo atraeré a mi vida acciones que me reafirmen en esos patrones. Si mi visión es negativa, ya sabemos lo que pasa. Todos tenemos algún amigo que su visión de la vida le ha llevado a un desastre tras otro.

 

Pero en los últimos años se han potenciado los desequilibrios internos en las ciudades. Algunos de estos desequilibrios han sido:

 

- del sistema nervioso

- de nuestra atención

- de nuestro sistema inmunológico

- de nuestra memoria a corto plazo

- de obesidad: relacionada con la ansiedad y la falta de autocontrol.

 

Enfermedades como el cancer, la esclerosis múltiple, infartos, ictus cerebrales, el alzehimer, la fibriomialgia, etc… son solo números. Pero números, que vistos todos juntos, deberían de hacernos recapacitar sobre nuestros pensamientos, y nuestra capacidad de gestionarnos emocionalmente. Esta incapacidad emocional nutre el desequilibrio del sistema nervioso y este a su vez desarrolla la enfermedad perfecta para aprender DONDE TE ESTÁS EQUIVOCANDO,  pero pocas personas entienden “la enfermedad como camino”. Es difícil demostrar que las enfermedades nos las autodesarrollamos pero si comparamos los perfiles de personas con enfermedades degenerativas, sea a nivel celular o neuronal, vemos algunas similititudes.

 

En general suelen tener una vida excesivamente preocupada de si misma o de los demás. Patrones muy rígidos con sus emociones. Inconformes con la vida. La vida para ellos es una lucha, es sufrimiento. Un sentimiento desmedido de culpa. La rabia, la impotencia y la ira.

 

Todos estos sentimientos encontrados y no resueltos se acumulan de alguna manera es nuestro cuerpo a nivel mental y físico.

 

Con un cambio de forma de pensamiento y de palabra conseguiríamos estar sanos eternamente.

 

Es un buen fin para esta vida, tener solo pensamientos positivos. J.

 

Bugui

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres